top of page

Inteligencia artificial en el ámbito de la salud mental

La inteligencia artificial puede detectar la esquizofrenia antes que un experto


Inteligencia artificial y salud mental

Parece que la inteligencia artificial está llegando al ámbito de la salud mental. Los científicos del Instituto de Neurología Queen Square de la UCL, junto a la IA, han conseguido desarrollar un modelo de lenguaje que pueden detectar la esquizofrenia al 70% de efectividad antes de lo que lo haría un experto. 



¿Por qué se centra en la esquizofrenia la inteligencia artificial?

 

Si se habla de esquizofrenia, todos pensarían alucinaciones y voces; sin embargo, hay muchas formas de que esta enfermedad salga a la luz, lo que la hace más fácil o complicada de ser detectada. Lo principal de ella es que no tiene una causa concreta, ni tampoco una solución definitiva, más que tomar diariamente una combinación de medicamentos antipsicóticos y, en algunos casos, antidepresivos, además de la terapia correspondiente.


Según la Enciclopedia médica, detectar a tiempo esta enfermedad puede cambiar la vida del paciente. Intervenir de manera rápida y eficaz es fundamental en para lograr que la persona que sufre esquizofrenia pueda llegar a controlarla. Por ello, hay una nueva herramienta que, según el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH), tiene un gran potencial para el avance de la investigación de problemas de salud mental: hablan de la Inteligencia Artificial (IA).

 

¿Cómo se puede detectar la esquizofrenia por medio de la IA?

El Instituto de Neurología Queen Square de la UCL ha publicado un nuevo estudio en 

que tiene como objetivo entender precisamente como el análisis automatizado del lenguaje podría ayudar a médicos y científicos a diagnosticar y evaluar enfermedades mentales. 

 

Durante muchos años se ha buscado la forma para detectar esta enfermedad de manera rápida; de hecho, no existen exámenes médicos que ayuden a detectar la esquizofrenia. El procedimiento hasta ahora es una entrevista entre psiquiatra-paciente, las pruebas como análisis de sangre y escáneres cerebrales tienen un papel muy secundario en el diagnostico. Esto provoca una falta de profundidad en los estudios que impide una comprensión total de cuales son las causas reales de las enfermedades mentales, y más en concreto de la esquizofrenia.


En el estudio publicado por la UCL, los investigadores pidieron a 52 personas diagnosticadas con esquizofrenia y a 26 personas de control que completaran una prueba de fluidez verbal.


En ella se les pedía que nombraran tantas palabras como pudieran de la categoría “animales”. En un principio, y para la mayoría de los humanos podría parecer una prueba sin ningún tipo de relación real con las enfermedades mentales, y en términos generales es así. Sin embargo, el equipo de investigadores utilizó un modelo de lenguaje de IA que previamente habían entrenado dándole gran cantidad de texto de internet escrito por humanos para que lograse entender y representar el significado que tenían las palabras de la manera más parecida a una persona. Así probaron si este modelo experimental podría predecir, o no, las palabras que las personas que habían realizado el experimento decían de repente y si esta predicción era mayor o menor en las 26 personas con esquizofrenia.


Efectivamente, la IA era capaz de predecir las respuestas y se descubrió que aquellas dadas por las personas con enfermedades mentales eran mucho menos predecibles y que la diferencia era aun mayor si la enfermedad tenía síntomas más graves. Por tanto, sí, la Inteligencia Artificial podría diagnosticar la esquizofrenia, pero…


¿Podrá la Inteligencia Artificial hacerse cargo de la terapia o el tratamiento de una enfermedad mental?


terapia inteligencia artificial

M.Belén Hernández, psicóloga sanitaria de la clínica InSight en Valladolid, opina que no. Desde su punto de vista y desde su modelo de trabajo, que es un modelo humanista, no hay dos tratamientos iguales. Belén recuerda que cada persona es una persona íntegra diferente y con unas experiencias completamente distintas. “Yo no creo en los modelos terapéuticos que tienen estipuladas una serie de sesiones o normas tipo para todos.”

 

Por tanto, la Inteligencia artificial es una herramienta más con beneficios muy concretos para el estudio de la enfermedad, y que puede llegar a ser muy beneficioso para el doctor que tenga que analizar cada paciente.

Puede ser una herramienta que facilite o haga más rápido el diagnóstico, pero si nos centramos en la evolución de la persona que sufre esa enfermedad, no encontraríamos los mismos resultados que con un ser humano especializado como puede ser un psicólogo o un psiquiatra. Por eso, y tal como recalca Belén al final de la entrevista: “una buena terapia es en la que se puede entender esa parte irracional y emocional del paciente, y eso no lo va a conseguir nunca la IA”


 


 

Lucía Bastos López

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page